Así quedó por dentro la catedral de Notre Dame tras el incendio

115

Uno de los edificios más emblemáticos del mundo ardió durante casi seis horas. Un incendio destruyó parte de la estructura de la catedral de Notre Dame, en París, y la aguja central se derrumbó. Cerca de 400 bomberos combatieron las llamas y lograron salvar la nave central y las dos torres. En su interior, el efecto del fuego fue devastador: hasta el altar de la iglesia fue afectado.

El fuego empezó en la parte superior del edificio. Las llamas comenzaron a las 18.50 hora local y tomaron primero la parte de arriba de la catedral. Los bomberos tardaron cerca de cinco horas para circunscribir el incendio y salvar la estructura en su totalidad.

Hubo muchas dificultades para empezar el operativo. Esto generó que, en forma muy rápida, el fuego ganara terreno. Poco a poco buena parte de la iglesia empezó a destruirse. En ese momento no había turistas, aunque la zona de alrededor fue evacuada por precaución.

Cuando los bomberos lograron iniciar el procedimiento, rodearon a las llamas que ya habían tomado las dos terceras partes de las instalaciones. Esto generó que salvaran la estructura principal de Notre Dame.

La catedral de Notre Dame es uno de los edificios más emblemáticos de la capital francesa, ubicada en la isla de la Cité, en el río Sena. Construida entre 1163 y 1345, es la iglesia gótica más famosa de la era medieval. Su arquitectura es reconocida por, entre otras cosas, sus gárgolas y arbotantes.