A Gimnasia se le escapó el partido en el último minuto

116

En el contexto de uno de los partidos que abrieron el viernes la Copa de la Superliga, Gimnasia perdió 1 a 0 contra Newell’s en el estadio del Bosque, sufriendo la definición de un gol de penal de Maximiliano Rodríguez en el último minuto de descuento.

El equipo de Ortiz fue superior dentro de la cancha, generando las situaciones más claras en la primera mitad, con una definición de Ayala que salvó el arquero del equipo visitante; un remate de Hurtado que se fue cerca del travesaño; y una definición en diagonal de Tijanovich que pegó en la parte de afuera de la red.

La Lepra apenas complicó con un remate que no aprovechó Leal entrando por la derecha y definiendo al primer palo, pero la pelota se fue afuera.

Gimnasia menejó más la pelota con Tijanovich y Mansilla en el ataque, y apostó a la potencia de Hurtado y la velocidad de Comba para generar peligro.

Newell’s se paró de contragolpe, aguantó hasta donde pudo, aún sabiendo que el cero a cero no era un buen resultado, ya que en esta Copa el gol en condición de visitante otorga ventaja deportiva. Esta situación también fue asimilada por los jugadores de Gimnasia a medida que pasaron los minutos, y mucho más después de la expulsión de Víctor Ayala, que salvó a su equipo cortando un contragolpe letal con una falta a metros del área del arco que defendía Alexis Martín Arias.

El final menos pensado para el Lobo: tras jugar mejor toda la noche, Maxi Rodríguez definió así el penal y el árbitro Pitana dio por terminado el partido en el Bosque.

A partir de ese momento, Newell´s se soltó más en la cancha y se animó a tomar el protagonismo en los últimos minutos. No obstante, la victoria llegó a través de un penal que cobró Néstor Pitana a instancias del segundo asistente del partido, ya que en el tercer minuto de descuento, luego de un córner, Gonzalo Piovi rosó la pelota con el antebrazo dentro del área, pero el juez no llegó a observarlo: tras ver la bandera levantada del juez de línea y consultarlo, terminó sancionando la pena máxima: Maxi Rodríguez concretó el partido se terminó en el medio del festejo de los jugadores dle equipo rosarino y las protestas de los futbolistas del Lobo.

Ya en la conferencia de prensa, el entrenador Hernán Darío Ortiz confesó que “la llave está abierta”, y que los jugadores de Gimnasia “están enojados y con mucha bronca por la forma en la que terminó el partido”.

Esta es la explicación del director técnico tras la derrota

Ahora el lobo se volverá a entrenar en las próximas horas y el domingo de pascuas definirá esta llave a las 15.30 en Rosario sin Víctor Ayala que deberá ser reemplazado.