Nicolás Maduro juró como presidente ante el Tribunal Supremo de Justicia

El líder chavista comenzó otro período de seis años, considerado ilegítimo por gran parte de la comunidad internacional, con un país en ruina y cada vez más aislado

169

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, juró este mediodía un nuevo mandato, de seis años, ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), en medio de ovaciones de su partidarios y seguidores y ante la presencia de un grupo de representantes internacionales. Varios países de la región adelantaron que no reconocerán su Gobierno, al que la OEA declaró “ilegítimo”.

“Juro que no daré descanso a mi brazo ni reposo a mi alma que cumpliré y haré cumplir todos los postulados y mandatos de la Constitución para procurar defender la independencia, llevar a la prosperidad económica y construir el socialismo del siglo XXI”, dijo Maduro tras recibir la banda presidencial del jefe del TSJ.

Maduro asumió en medio de la peor crisis económica que haya sufrido en su historia moderna el país con las mayores reservas petroleras del mundo, y en momentos en que se afianzan gobiernos conservadores en Latinoamérica.

Los presidentes de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega; Cuba, Miguel Díaz-Canel; El Salvador, Salvador Sánchez Cerén; y de Osetia del Sur (un país no reconocido por Naciones Unidas), Anatoli Bibílov, fueron los jefes de Estado que presenciaron la ceremonia, junto a otra veintena de representantes internacionales.

La Unión Europea (UE), Estados Unidos y el Grupo de Lima -de 14 países-, desconocieron la reelección de Maduro en los comicios del pasado 20 de mayo, adelantados por la oficialista Asamblea Constituyente y boicoteados por la oposición, que los consideró un fraude. La UE y el Grupo de Lima -excepto México- no enviaron representantes a la ceremonia.

Poco antes de la juramentación, Washington anunció que aumentará la presión “sobre el régimen corrupto, apoyando a la democrática Asamblea Nacional (Parlamento) y pidiendo democracia y libertad en Venezuela”, escribió el consejero de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton en Twitter.

Mientras tanto, la Organización de Estados Americanos (OEA) celebró una sesión extraordinaria sobre la situación de Venezuela en la que se declaró “ilegítimo” el gobierno de Maduro. La sesión del Consejo Permanente fue solicitada por las misiones de Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Estados Unidos, Guatemala, Paraguay y Perú.

La resolución aprobada por 19 votos a favor, seis en contra, ocho abstenciones y un ausencia declara “la ilegitimidad del nuevo periodo de Nicolás Maduro que se inició el 10 de enero”.

Paraguay, en tanto, rompió este jueves relaciones diplomáticas con Venezuela. “He dispuesto el cierre de la embajada y el inmediato retiro del personal diplomático” que se encuentra en Caracas, dijo el presidente paraguayo, Mario Abdo, al instar a otros países a expresarse “con hechos concretos a favor del pueblo venezolano”.