Investigación exclusiva: los negocios gastronómicos de Garro y sus amigos

Una investigación del Diario Hoy sobre cómo José María Spinelli, uno de los mejores amigos del jefe comunal, se quedó con las concesiones gastronómicas más importantes de la ciudad

Julio Garro junto a José María Spinelli

Julio César Garro y José María Spinelli son amigos desde hace más de 20 años. Han compartido cumpleaños, casamientos y reuniones sociales de todo tipo y color. Muchos de quienes los rodean afirman que “más que amigos, son hermanos”. También han emprendido negocios juntos, los cuales se profundizaron, de forma muy llamativa, desde el momento en que Garro asumió como jefe comunal. 

Spinelli y el ahora alcalde platense se conocieron trabajando en el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB), que depende del Ministerio de Justicia. Cuando el ahora jefe comunal ingresó al SPB el 7 de julio del año 1994 (en rigor, tomo posesión del cargo de guardia el 1º de octubre de ese año), el padre de su amigo, Jesús Spinelli, era su jefe directo. El ahora intendente llegó a la categoría de subalcaide en el escalafón profesional y a cabo en el escalafón general. Pese a ser intendente, no renunció al servicio: presentó un pedido de reserva de cargo.  

Spinelli padre, de 75 años, tuvo una larga trayectoria en el Ministerio de Justicia y llegó a ser jefe de Departamento de Personal Penitenciario. Hasta hace pocos meses mantenía fuertes vínculos dentro de esa cartera bonaerense, más específicamente con Fernando Rozas y Juan José Baric, interventor del Servicio Penitenciario y subsecretario de Políticas Carcelarias, respectivamente. 

A la hora de los negocios, Garro y Spinelli son como uña y carne. En el año 2004 se conformó la empresa Grupo JGS SA, una firma creada por los Spinelli dedicada a la venta de productos relacionados con la industria del vidrio, aberturas y cerramientos. Fue el propio Garro, en calidad de abogado, el encargado de estampar la firma como apoderado legal para la conformación de la empresa, tal como se puede observar en el edicto publicado en el Boletín Oficial del 26 de abril de aquel año. La rúbrica del ahora jefe comunal también aparece en otros edictos en los cuales se comunicó cambios en la composición societaria de la vidriería Grupo JGS. La firma tiene sede social en una casa de familia de calle 32 nº 1814, pero funciona en calle 19 entre 33 y 34 bajo el nombre de “Cristal Norte”.

De la mano de su entrañable amigo, en el último año y medio Spinelli –que sigue siendo empleado del SPB– se quedó con importantes concesiones ubicadas, justamente, en los lugares públicos más transitados de la cuidad, como la Terminal de Ómnibus, el Pasaje Dardo Rocha, el Centro Cultural Islas Malvinas y, recientemente, la República de los Niños. Su desembarco se realizó a través de dos misteriosas empresas creadas el año pasado, sin experiencia en el rubro y conformadas por presuntos testaferros. 

En todos los casos fueron operaciones de contratación directa, sin compulsa de precios ni llamados a licitación, y sin la intervención previa del Concejo Deliberante. Tal como lo viene reflejando diario Hoy, el histórico predio infantil de Gonnet está inmerso en un proceso de privatización a través de un puñado de empresas y empresarios ligados a funcionarios comunales. Entre ellos, el propio Spinelli, que manejaría Bonifacio, una de las principales confiterías del predio.

Distintas fuentes consultadas por este medio, entre ellas, empleados que aportaron información y pidieron mantener su identidad en reserva para evitar represalias, afirmaron que los lugares gastronómicos serían una pantalla de sobrefacturaciones millonarias y de lavado de dinero. “Nos hacían agregar $999 cada quince minutos a los consumos, durante varios días. Muy pesado el ambiente. A los trabajadores que venían de las anteriores concesiones los hicieron renunciar bajo la promesa de que iban a estar en blanco en las nuevas empresas, y ni siquiera con eso cumplieron”, afirmaron. En estas operaciones intervendría la empresa Gajof SA.

Asimismo, distintos fuentes consultadas por este diario aseguran que, para quedarse con el negocio de la Terminal, hubo fuertes presiones políticas contra otro grupo empresario que tenía contrato por cinco años, para que se bajara y les allanara el camino a los amigos de Garro. Pese a que no aparecen en la estructura societaria de la empresa concesionaria, quienes operaron para quedarse con ese negocio fueron el ya mencionado José María Spinelli y su hermano menor, Gastón Jesús. Tras lograr su objetivo, los Spinelli buscaron manejar los negocios desde las sombras, y con ese fin decidieron crear las sociedades poniendo a empleados suyos en los principales puestos del directorio.

De colocar vidrios, a administrar el patrimonio platense

Ariel Maximiliano Infante, un empleado de la vidriería de los Spinelli, aparece como presidente en las dos empresas que se quedaron con los negocios gastronómicos en los principales espacios públicos de la ciudad: Grupo Gajof SA y Segast SA. Ambas se constituyeron con pocos días de diferencia en enero y febrero del año pasado, pocos días después de la asunción de Garro como jefe comunal.

En el directorio de Gajof SA, Infante está acompañado por otro empleado de Cristal Norte llamado Nicolás Caballero, mientras que Carlos Cecilio Caballero -quien llamativamente, al igual que Spinelli, es empleado del Ministerio de Justicia y sería el hermano del dueño de la vidriería- es director suplente en Segast SA. En definitiva, a la hora hacer negocios que involucran a algunos de los lugares más emblemáticos del patrimonio platense, la gestión de Garro recuerda una de las series televisivas más exitosas de los años 90: Amigos son los amigos.

Nervios y negación: el intento de ocultar lo evidente

El bar y cafetería de la Terminal de Ómnibus de la ciudad, por donde a diario transitan cientos de personas, sería una de las concesiones que Julio César Garro le otorgó a José María Spinelli. El encargado del café es Joaquín Hoz, primo de Spinelli, quien sin embargo aseguró no tener “ni idea” de si su pariente posee la concesión del lugar, pero que al preguntarle si sabía quién la tenía dijo “sí y no: es un grupo, no sé el nombre”. 

Diario Hoy estuvo en la cafetería de la Terminal, pero el encargado tardó en acercarse a hablar porque, según sus compañeros, se encontraba hablando por teléfono. En ese momento, un empleado respondió que efectivamente Spinelli era el dueño del permiso, pero que eso solo lo podría confirmar el encargado. 

El Pasaje Café se sitúa en el Pasaje Dardo Rocha, sobre calle 49 entre 6 y 7, en pleno centro platense. Allí, el encargado afirmó que el actual dueño de la licencia para explotar el espacio es el Grupo Gajof, aunque no supo precisar quiénes integran la sociedad. “Al ser municipal, la concesión se hizo con el cambio de gobierno”, especificó el entrevistado. 

En Malvinas Resto Bar, el encargado afirmó a este medio que la concesión del lugar “la tiene Ariel Infante desde que cambió el gobierno, a principios de 2016”. Cabe destacar que en cada sitio visitado, este diario  intentó ponerse en contacto con los dueños, pero ninguno de ellos decidió responder a las preguntas hechas.

La vidriería

La vidriería del Grupo JGS se conformó en el año 2004 asentando su domicilio comercial en calle 32 entre avenida 31 y 132 número 1814, con el objetivo de vender todos los productos relacionados con la industria del vidrio y sus subproductos, aberturas, cerramientos, entre otros. Este diario comprobó ayer que en esa calle y esa numeración no existe ninguna vidriería, sino que hay una casa y, al lado, funciona una óptica.

Sin embargo, al preguntar en el barrio dónde se localizaba la vidriería de José María Spinelli, un vecino expresó que el local del mencionado se encuentra en 19 entre 33 y 34 y se llama Cristal Norte. 

En la tienda de cristales y espejos localizada en 19 ayer se encontraba atendiendo Carlos Caballero, quien al ser interrogado por este medio aseguró que él no era el encargado, y al preguntarle si conocía a alguien llamado Caballero respondió que no. Cabe destacar que hasta el día de ayer el Facebook personal de Carlos Caballero señalaba que trabaja en el Grupo JGS y en el muro tenía su propia foto. Por otro lado, visiblemente nervioso, Caballero afirmó que “José María Spinelli no forma más parte de la vidriería hace rato, no tengo el tiempo preciso, pero hace rato. Esa persona no está más acá desde hace un tiempo”. 

Compartí esta nota!

Hoy 04:00

INFORMATIVO 04hs

Hoy 03:00

INFORMATIVO 03hs

Hoy 02:00

INFORMATIVO 02hs