Compró una webcam que empezó a seguirla y ¡hasta la saludó!

La mujer holandesa que se pegó el susto de su vida

"El susto de su vida" fue el que se pegó Rilana Hamer

"El susto de su vida" fue el que se pegó Rilana Hamer, una mujer holandesa que cuando compró su nueva webcam jamás pensó lo que le podía pasar.

Originalmente, Rilana adquirió el aparato para controlar a su perro, pero... ¡la empezó a seguir a ella!

La cámara, primero, la saludó en francés y luego le preguntó cómo estaba. Rápidamente atinó a desenchufarla y meterla dentro de la caja.

"Estaba llena de miedo y pensé que estaba loca, que estaba siendo vigilada, pero ¿cuánto tiempo hace me mira a mi, mi casa, mis posesiones personales?", se preguntó. Ah, la devolvió a la tienda donde la compró, donde prometieron investigar lo sucedido. 

Compartí esta nota!

Hoy 01:00

INFORMATIVO 01hs

Hoy 00:00

INFORMATIVO 00hs

Ayer 23:00

INFORMATIVO 23hs