Advierten por un delincuente que simulaba ser funcionario de ARBA y continúa estafando a vecinos de la Región

Su nombre es Pablo Javier Sánchez, de 40 años. Había estado detenido a fines del año pasado pero recuperó la libertad y continuó robando a una docena de familias.

Pablo Javier Sánchez, de 40 años, lamentablemente ya es reconocido en la Ciudad por ser un falso agente de ARBA que había estado a numerosos vecinos, con la excusa de ofrecerles trabajo en la Agencia de Recaudación de Buenos Aires, entre otros cuentos.

Se cree que recaudó alrededor de $ 200.000 prometiendo beneficios y trabajo.

Dentro de su modus operandi, se encargaba de falsificar documentos con el membrete de ARBA. También estafaba a remiseros y taxistas, realizando viajes de La Plata a Ensenada, y posteriormente se bajaba de los autos corriendo y sin abonar.

A fines del mes de noviembre, del año pasado, los agentes del Comando de Patrullas, de la Policía Local y de las Comisarías Primera y Novena, montaron un operativo de captura y fue indagado por el titular de la UFI Nº 5 en turno, a cargo de Juan Menucci.

El caso se inició tras la denuncia radicada por personal jerárquico de ARBA. Funcionarios de esa área de gobierno hicieron un descargo en la Comisaria Primera de La Plata dando cuenta de que el acusado se hacia pasar por alto ejecutivo prometiéndole a los más necesitados beneficios y puestos de trabajo a cambio de una suma básica de 1.500 pesos.

Ignorando dicha causa penal, el sujeto obtuvo la libertad y fiel a su estilo, continuó engañando a nuevos platenses: hay vecinos de La Plata, de Berisso, de Los Hornos, y también de Ensenada.

Fueron ellos, quienes indignados, se comunicaron con la RED 92 para compartir audios y conversaciones de Whatsapp, donde el implicado se excusaba de no poder presentarse en ciertos encuentros pactados. Una de las excusas frecuentes que llegó a utilizar era que su mamá había fallecido.

Las víctimas necesitan que esta historia sea contada, que su relato sea difundido para que este hombre no vuelva a estafar a ninguna otra familia.