Crisis: Arcor adelanta vacaciones a 2.500 empleados

La firma atraviesa uno de los peores años en su historia y durante los primeros ocho meses de este año, sus ventas en el mercado interno cayeron más del 5%.

La firma argentina alimenticia Arcor decidió adelantar vacaciones durante las próximas semanas en cuatro de sus establecimientos productivos. 

Según explicaron fuentes gremiales, la medida fue acordada con los representantes de los trabajadores y afectaría a más de 2.500 personas de sus plantas ubicadas en Colonia Caroya (Córdoba), Villa Mercedes (San Luis), Salto (Buenos Aires) y Tucumán.

El acuerdo contempla parar las fábricas a partir del próximo 4 de noviembre por dos semanas consecutivas y para el resto de sus establecimientos productivos se seguirán evaluando los pasos a seguir aunque no se descarta que la medida se extienda en los próximos días a más plantas de producción.

De esta forma, la compañía, comandada por Luis Pagani, busca lidiar con la caída de ventas liquidando stocks y achicando costos de producción.

Esta drástica decisión fue además antecedida por el cierre de dos de sus establecimientos productivos ubicados en Mendoza y en Río Negro. 

La caída de ventas en el mercado local, junto a las millonarias pérdidas que acumuló durante el año pasado, ascendieron a más de $1.100 millones.

Según detallan desde la firma, durante los primeros ocho meses de este año, sus ventas en el mercado interno cayeron más del 5%.