Cristina visitó represas y acusó a Macri de “abandono y desidia” por paralizar las obras

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner acusó al gobierno de Mauricio Macri de “paralizar” las obras del complejo hidroeléctrico de Santa Cruz y consideró que el último gobierno se caracterizó por el “abandono y la desidia”. Lo declaró tras visitar la zona de trabajos a unos 130 kilómetros de El Calafate.

“Durante el macrismo las obras estuvieron paralizadas. Abandono y desidia caracterizaron aquella etapa. La traducción más clara de ello fue que por primera vez en 30 años el Estado argentino reconoció y pagó gastos improductivos por 130 millones de dólares”, escribió Cristina Fernández en su cuenta de la red social Twitter.

Alertó además que esa cifra “supera el presupuesto de 120 millones de dólares necesarios para la construcción de la ruta provincial 9, entre las rutas nacionales 3 y 40, que une las localidades de El Calafate y Comandante Luis Piedra Buena, desde la cordillera al Atlántico”.

Evaluó que esa vía provincial “debe ser construida obligatoriamente por el Estado Nacional como medida de compensación ambiental”.

Acompañada por la gobernadora Alicia Kirchner, la vicepresidenta visitó hoy la zona de las represas Néstor Kirchner y Jorge Cepernic y se interiorizó sobre el avance de los trabajos, en lo que constituye la obra de infraestructura de la actualidad más importante del país.

De la recorrida junto a Cristina Fernández participaron también el vicepresidente de Electro-Ingeniería, Gerardo Ferreyra y Yuan Zhixiong, miembro del comité ejecutivo de la UTE “Represas Patagonia”, por la empresa Gezhouba Group Corporation.

Además, estuvieron los senadores nacionales Oscar Parrilli y Carlos Caserio y el diputado nacional Eduardo Valdés; el intendente de El Calafate, Javier Belloni, y sus pares de Puerto Santa Cruz, Néstor González y de Piedra Buena, Federico Bodlovic.

Luego de la visita, la ex presidenta le dedicó en las redes un saludo a los empleados del proyecto hidroeléctrico: “Y como siempre… muchas gracias a los trabajadores y a las trabajadoras por el cálido recibimiento”.