Denunciaron a Oscar Aguad por sus dichos sobre el ARA San Juan

Familiares de los tripulantes del submarino acusaron al ministro de Defensa por “incumplimiento de los deberes de funcionario público” ante el juez Daniel Rafecas.

73

Llegó a la Justicia Federal la ola de repudios que sacude al ministro de Defensa, Oscar Aguad, por las declaraciones en las que adjudicó a los 44 tripulantes del ARA San Juan la responsabilidad en el naufragio “por falta de entrenamiento y capacidades” de las víctimas.

El ministro fue acusado de “incumplimiento de los deberes de funcionario público”, en consonancia con lo que dice el artículo 248 del Código Penal. Los denunciantes, a través de la abogada Valeria Carreras, señalaron que el funcionario nacional “omitió haber corroborado el tenor de los dichos contenidos en su discurso” público, en la ciudad de Bahía Blanca, al que calificaron de estar “teñido de parcialidad, prejuzgamiento, mendacidad y especialmente por la omisión de informarse debidamente antes de proferir sus dichos”. 

En la presentación, que se hizo ante el juez federal Daniel Rafecas, se señaló que en el Código Penal se establece que “existe un único bien jurídico protegido, que con estas declaraciones inapropiadas, infundadas”, Aguad “ha roto parte del pacto social, y ha incurrido en los extremos previstos por la figura penal”.

Esto es así porque “se entiende que el instituto tutela la confianza en el correcto funcionamiento de la administración”, lo que supone “la imparcialidad, legalidad y objetividad o la atención a los intereses generales de la sociedad en la actuación administrativa, el que en este caso se han omitido”. 

En el escrito se recalcó que las manifestaciones de Aguad fueron “en ejercicio de su función pública (…) detentando rango ministerial (…) por lo cual no podrá haber excusa en que fue una declaración como simple ciudadano”. Se resaltó que el ministro “ha falseado la verdad” al decir que la tripulación del submarino “carecía de entrenamiento” porque “esta yendo contra las constancias que surgen de los legajos de los 43 tripulantes submarinistas, a excepción de Enrique Damián Castillo, quien reportaba tareas” como agente de inteligencia. 

Carreras, que es querellante en la causa madre que tramita ante el Juzgado Federal de Caleta Olivia, afirmó que los otros 43 tripulantes tenían “legajos impecables,con abundantes navegaciones previas, de años y años en servicio”. Recordó que Rafecas puede comprobar, mediante los legajos, que entre la tripulación fallecida “un 50 por ciento eran profesores de la Escuela de Submarinistas con sede en la Base Naval de Mar del Plata” y un “25 por ciento estaban próximos (…) a recibir los ascensos,logrados por mérito en su desempeño”. 

Se recordó, de manera especial, que buena parte de “la misma tripulación” señalada por Aguad embarcó “en la navegación de julio de 2017, donde lograron pasar por situaciones de altísimo riesgo”, situación que se dejó sentada en la presentación ante Rafecas. En ese contexto, los dichos del ministro Aguad “son de tal gravedad no solo por haber acusado a quienes no pueden defenderse de dicha injuria”,sino también por “no ser coincidentes con la realidad”. 

Se aseguró, además, que lo dicho por el ministro es “agraviante para las familias” de los tripulantes y también “para la Armada en general y para la Nación”. También se cuestionó el hecho de que, en sus declaraciones, Aguad haya hecho manifestaciones que demuestran que “ha tenido acceso a información de la Comision investigadora de la Armada que aún no fue notificada a mis mandantes ni al pueblo argentino, lo que implica una clara violación no solo al principio de defensa sino al deber de confidencialidad que dicho informe (en caso de ser cierto) debe guardar”.

Por lo expuesto, se pidió al juez federal que tenga en cuenta “el dolor causado nuevamente a las familias” de “los dignos tripulantes del ARA San Juan que cumplían su trabajo (…) de custodiar nuestra soberanía, motivo por el cual pido que se de curso a la presente denuncia” por “franca violación de los deberes de funcionario publico”.