Dos rugbiers golpearon ferozmente a un joven a la salida de un boliche en Santiago del Estero

Un joven de 24 años denunció que lo atacaron a golpes dos rugbiers a la salida de un boliche en la localidad de La Banda, Santiago del Estero. El hecho ocurrió este domingo a las 7.30, cuando él volvía con un grupo de amigos a su casa.

Juan Cruz Mussi es estudiante de abogacía y denunció que recibió una golpiza por parte Exequiel Chedid y Francisco Piatti, de acuerdo con lo que indicó su letrada, Carol Pamela Gadán, al diario El Liberal. Se trata de dos jugadores del club Santiago Lawn Tennis Club y de la selección provincial de Santiago del Estero.

La abogada relató que su defendido estaba junto con cuatro amigos en el sector VIP de un boliche cuando recibió un codazo en el pecho de uno de los rugbiers, quien le dijo: “A la salida tienes cagada (sic), ya vas a ver lo que te pasa”.

Gadán aseguró que Mussi no respondió la amenaza y se trasladó a otro sector del boliche. Sin embargo, a la salida del mismo lo sorprendieron en el estacionamiento y los patovicas lograron frenar la situación.

Al tomar la ruta para regresar a sus hogares, Mussi y sus amigos sintieron un fuerte golpe en la parte trasera de la camioneta en la que viajaban, por lo que el conductor paró al costado del camino.

En ese momento, los jóvenes observaron que al menos ocho rugbiers se acercaban al rodado de los cuales reconocieron a Chedid, quien había lanzado el ladrillo que impactó en la unidad.

Allí, según la abogada, Chedid y Piatti comenzaron a golpear a Mussi, que era retenido por un tercer hombre “de gran contextura física que lo tenía reducido de ambos brazos”.

Gadán explicó que “Piatti le hizo una llave, es decir lo tomó por el cuello ahorcándolo, y al irse para atrás le cruzó las piernas y cuando estaban por caer ahí es cuando intervino otro joven -ajeno a los dos bandos- quien hizo que lo suelten”.

El fiscal Alvaro Yagüe, quien investiga el caso, ordenó que la víctima fuera examinada por un médico y que se perite la camioneta en la que viajaban. También emitió una prohibición de acercamiento por parte de los acusados a la víctima.

En tanto, Gadán presentó en la Fiscalía las prendas de vestir de Mussi como evidencia del brutal ataque.