El salario mínimo de la Argentina cayó al octavo lugar en la región

El impacto del modelo económico del gobierno de Mauricio Macri se siente en el bolsillo. Quienes en los últimos años no perdieron el trabajo tuvieron que ajustar sus gastos. La pérdida del poder adquisitivo del salario y de las jubilaciones fue una constante desde el desembarco del gobierno de Cambiemos en la Casa Rosada.

Y en la comparación con el resto de la región, a lo largo de la última década, el derrumbe del salario mínimo es contundente. De ostentar entre 2009 y 2017 el salario mínimo más alto de la región hoy la Argentina ocupa el octavo lugar por debajo de Ecuador, Chile, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Brasil y Perú.

El relevamiento realizado por Indigrup da cuenta del deterioro del bolsillo de los argentinos:

Medido en dólares hoy el salario mínimo en la Argentina apenas supera la mitad del que se pagaba en 2009. De los 417 dólares a los que llegaba el salario mínimo en 2009 hoy apenas llega a 277.

En 2009 incluso casi duplicaba el de Paraguay, el país que tenía el segundo mejor salario mínimo de la región.