Empate, furia y tragedia en el Estadio Unico

En el contexto de uno de los partidos correspondientes a la novena fecha de la Superliga, Estudiantes acrecentó su crisis deportiva y dio otro paso atrás en la lucha por la permanencia al empatar de local y sin goles contra Huracán.

Los hinchas que estaban en la platea, más cerca de la posición del técnico Gabriel Milito, despidieron con insultos al entrenador, al que le pidieron que presente la renuncia por la mala campaña que viene realizando el equipo.

Por si esto fuera poco, mientras algunos hinchas se retiraban con bronca, se produjo una pelea en la desconcentración del público en la esquina de 25 y 532, en donde se registraron escaramuzas y corridas producto de diferencia de criterio entre algunos hinchas que formarían parte de la segunda línea de la barra denominada Los Leales. La policía mantuvo interrumpido el tránsito y hubo amontonamiento de personas en el lugar.

De manera simultánea, mientras esto ocurría, personal de Cruz Roja y médicos auxiliares de las ambulancias contratadas para los eventos que se organizan en el Estadio Unico tuvieron que asistir a un socio de Estudiantes que se descompensó en la zona alta de la platea.

La escena, con trágico desenlace, comenzó minutos antes de que finalice el partido, cuando el hombre de 53 años estaba en la fila más alta de las plateas del estadio: se desmayó y fue asistida por personal de la Cruz Roja que intentó reanimarlo.

Con la ayuda del personal policial, el socio de Estudiantes fue trasladado hacia un sector para ser reanimado con mayor comodidad, y luego de algunos minutos llegó el personal médico con la ambulancia que subió por una de las rampas del Estadio.

Neyes recibió masajes en el pecho por al menos tres personas distintas, pero de acuerdo a lo que informaron autoridades del estadio Ciudad de La Plata falleció minutos después de las 20.