En el clásico que era de Maradona, el 10 de Estudiantes se terminó quedando con el protagonismo

Con un gol de Mateo Retegui a los 12 minutos del complemento, Estudiantes se quedó con el clásico 161 de la era profesional que se jugó en el estadio del Bosque en el contexto de la duodécima fecha de la Superliga.

El partido tenía un valor agregado, ya que los dos se presentaban complicados en la tabla de los promedios.

Gimnasia arrancó mejor, con Paradela y García ganando la disputa personal contra Kalinski y Facundo Sánchez y provocando mucho peligro.

Mariano Andújar salvó a Estudiantes de dos remates de Ayala, otro de Contín y uno de Tijanovich, y Estudiantes fue trabajando el partido de atrás para adelante.

Gastón Fernández impuso su oficio para manejar los tiempos del partido y poner nerviosos a los rivales, y Estudiantes terminó mejor parado en el primer tiempo, luego de una definición de Castro solo contra Martín Arias y dos desbordes de Edwar López que le generó muchos problemas a Caire en la marca.

Tras un entretiempo conflictivo, en el cual Gastón Fernández se trenzó con Licht primero y Maradona después, el Pincha salió más aplomado en la parte final.

Parado de contragolpe y con la Gata manejando los tiempos del partido, Estudiantes elaboró una jugada asociada entre el 10 y Retegui definió desde afuera del área sorprendiendo a Alexis Martín Arias.

Estudiantes, que no pierde con Gimnasia desde los primeros días de febrero del 2011, estiró la racha, justo en la semana previa a la inauguración del estadio de 1 y 57.

Gimnasia, que venía de ganar por goleada en Rosario, sufrió la victoria de Rosario Central, que ahora volvió a quedar a 11 puntos del conjunto platense en la tabla de los promedios.