Excarcelaron a los tres policías acusados de matar a un hombre en Villa Crespo

La Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional ordenó este martes la excarcelación de los tres efectivos de la Policía de la Ciudad acusados de haber matado a balazos a un remisero Villa Crespo.

En su momento los policías aseguraron que Claudio Hernán Romano, de 39 años, los había amenazado con un cuchillo de hoja corta, pero la esposa del remisero, Lucía, puso en duda la versión y expresó que no le conocía esa arma a su marido.

El episodio ocurrió el 1° de octubre en Malabia al 900, entre Castillo y Jufré, donde la inspectora Beatriz Manzanelli y el oficial primero Ramón Pérez estacionaron su auto para dejar una citación judicial. En el lugar se encontraron con la oficial Daniela López.

Según el relato de los policías, Romano se les acercó por detrás con el cuchillo y a ellos no les quedó otra opción que defenderse con sus armas reglamentarias: le dispararon nueve veces al remisero, incluso cuando ya estaba en el suelo.

Durante la investigación salieron a la luz dos videos del episodio en los que se puede ver cuando Romano Romano frenó su Volkswagen Polo detrás del vehículo de los policías, se bajó y se acercó a la ventanilla de Pérez.

El oficial resultó herido en la mano y el brazo izquierdos y en la región derecha del cuello. Hizo el primer disparo desde dentro del móvil pero Romano pasó delante del patrullero y caminó hacia Manzanelli, que ya había bajado de la unidad.

Ella le dio los primeros disparos que lo tumbaron al suelo. Luego Pérez pateó en la cabeza, y cuando Romano quiso incorporarse lo remataron en el piso.

Este martes los camaristas Julio Lucini, Mariano González Palazzo y Magdalena Laiño le otorgaron la excarcelación bajo una fianza de 100 mil pesos a Manzanelli, de 41 años, López, de 32 y Pérez, de 39.

Las oficiales estaban cumpliendo prisión domiciliaria porque “son madres de niños chiquitos, lactantes”, según fuentes judiciales, mientras Pérez estaba alojado en un penal federal.

El caso de la muerte de Romano sigue en manos de la jueza en lo Criminal y Correccional 49 porteña, Ángeles Gómez Maiorano, quien le había negado la excarcelación a los efectivos de la comisaría 15 B de la Policía de la Ciudad.

Gómez Maiorano todavía no resolvió si los policías actuaron en legítima defensa o si todos o alguno de ellos cometió algún tipo de exceso, pero los camaristas accedieron al pedido de las defensas de los acusados.

Durante la autopsia se determinó que Romano tenía un corte en una muñeca y dos puntazos en el abdomen previos al ataque policial, y que recibió siete balazos.

La abogada María del Carmen Verdú, de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) y quien representa a la pareja de Romano como querellante en el expediente, reveló que los balazos fueron nueve.