Gimnasia espera a Spinelli y está en pie de guerra con Boca por Hurtado

Bajo las órdenes de Hernán Darío Ortiz, el plantel de Gimnasia comenzó la quinta semana de la pretemporada en Estancia Chica. Hasta este lugar llegó por última vez el delantero venezolano Jan Carlos Hurtado, quien pasó a despedirse desus compañeros luego de acordar de forma personal su contrato por cuatro años con Boca, club con el que además realizó la revisación médica de rigor. Sin embargo, el presidente de Gimnasia Gabriel Pellegrino llegó el sábado de Italia con una oferta superadora del Genoa de ese país, club que pretende pagar 9 millones de Euros (unos diez millones de dólares) por la totalidad del pase del delantero.

Pellegrino bajó del avión, y según revelaron sus compañeros de Comisión Directiva, sufrió un pico de estrés por el disgusto que le provocó enterarse que el representante del venezonalo, un abogado argentino de apellido Boqué, había llegado a un acuerdo con boca para vender el pase a cambio de 5 millones de la moneda norteamericana.

Pellegrino se intentó comunicar con Daniel Angelici para expresarle su descontento por esta situación, ya que Boca negoció con el jugador y no con el Lobo, que tiene el 45 por ciento del pase.

Lo cierto es que desde el Lobo le sacaron pasajes a Hurtado para que viaje a Italia para cerrar el pase con e Genoa, mientras que el delantero ya tenía boletos electrónicos para viajar a Estados Unidos y sumarse la pretemporada de Boca en ese país.