Los números de Maradona DT avalan el sueño de Gimnasia: 57 victorias, 28 empates y solo 31 derrotas oficiales

Diego Armando Maradona arrancará este 15 de septiembre un nuevo ciclo como entrenador oficial de un equipo de fútbol.

La carrera del Diez comenzó en 1994, formando dupla técnica con Carlos Fren, con el que dirigió a Deportivo Mandiyú, en lo que marcó su peor estadística como entrenador: dirigió 12 partidos y el equipo ganó 1, empató 6 y perdió 5. De esta manera, su ciclo al frente del conjunto correntino lo encontró alcanzando solo el 25 por ciento de efectividad en lo que refiere a los puntos cosechados.

Luego, en 1995, dirigió a Racing en 11 partidos, logrando 2 triunfos seis empates y tres derrotas (36 por ciento de efectividad).

Cabe destacar que estos dos primeros pasos como entrenador se dieron en el contexto del cumplimiento de la sanción que le había aplicado FIFA por dar positivo en el control antidóping contra la Nigeria, por la segunda fecha de la fase de grupos del Mundial de Estados Unidos 1994.

En octubre de 1995, Maradona volvió a jugar y solo volvería a dirigir a finales del 2008, cuando se hizo cargo ni más ni menos que de la Selección Nacional.

Con la albiceleste dirigió 24 partidos, logrando 18 triunfos, 6 derrotas y ningún empate.

En la temporada 2011/2012 se hizo cargo del Al Wasi de los Emiratos Arabes Unidos: Dirigió 23 partidos, ganó 11, empató 3 y perdió 9, alcanzando una efectividad del 52 por ciento de los puntos en juego.

En 2017 pasó a dirigir al Al Fujairah también de los Emiratos, al que logró ascender de la segunda división logrando 7 victorias sobre 11 partidos que dirigió, con 3 empate y 1 derrotas.

En Dorados la suerte también estuvo del lado del Diez, ya que entre 2018 y 2019 Maradona dirigió al equipo en 35 partidos, logrando 18 victorias, 10 empates y 7 derrotas.

En definitiva, Diego Armando Maradona fue de menor a mayor como director técnico, y a no ser por las dos primeras experiencias en Mandiyú y Racing junto a Carlos Fren, en todos los equipos que dirigió después ganó más partidos de los que perdió como entrador.

En total, en efecto, el Diez dirigió 116 partidos como entrenador, en los cuales cosechó un 57 por ciento de efectividad producto de alcanzar 57 victorias, 28 empates y 31 derrotas.