Ordenan detener a los luchadores de kick boxing por la brutal agresión en Camino Centenario

397

La justicia de La Plata ordenó este jueves la detención de los dos peleadores de kickboxing que le provocaron una fractura de cráneo a un joven al que atacaron durante una discusión de tránsito, aunque la medida no se hará efectiva hasta que se resuelva un pedido de eximición de prisión presentado por la defensa de los acusados.

Una fuente judicial explicó que la jueza de Garantías Florencia Butiérrez hizo lugar esta tarde al pedido de detención solicitado por la fiscal María Eugenia Di Lorenzo, quien caratuló la causa como “tentativa de homicidio”.

“La carátula es tentativa de homicidio y los dos tienen pedido de detención”, dijo la fiscal Di Lorenzo, quién destacó que los dos luchadores utilizaron sus pies y manos como “armas” debido a la disciplina que practican, de acuerdo a lo recolectado hasta ahora en la investigación.

Sin embargo, el vocero explicó que la detención no se hará efectiva hasta tanto se resuelva la eximición de prisión presentada por la defensa de los imputados y que deberá resolver durante la feria de enero la Cámara de Apelaciones de La Plata.

El hecho ocurrió el último domingo en Camino Centenario, a la altura de calle 497, en la localidad de Gonnet, cuando, según el relato de testigos dos autos, un Fiat 147 y un Gol, que estaban realizando maniobras peligrosas en la ruta, encerraron a un tercero, cuyo conductor se bajó para discutir, recibió una golpiza y quedó inconsciente.

La víctima fue identificada como Gonzalo Colombo, de 34 años, empleado de la Caja de Ingenieros, quien fue derivado al Hospital de Gonnet, donde se le encontró una fractura de cráneo. Los agresores, por su parte, escaparon.

Los acusados son Ezequiel Reymundo, quien conducía el Gold Trend gris, y el brasileño Leonardo Oliveira Trindade, que manejaba el Fiat 147 color crema, ambos identificados gracias a los videos del ataque subidos a redes sociales, que se viralizaron.

En uno de ellos se observa a un hombre tirado en el suelo y a una mujer que se baja del auto y que intenta frenar a los agresores, quienes escapan.

Tras la viralización de los videos, los acusados cerraron sus cuentas de Instagram y Facebook.

Según el testimonio de Gastón, hermano del agredido, Gonzalo “tiene el cráneo fracturado en dos partes.

Luego de golpearlo, le patearon la cabeza y le rompieron los dientes”, aseguró.

El hombre remarcó que “adentro del auto estaba el bebé de un año y medio. Él iba atrás con el hijo, la mujer iba manejando. Los dos autos lo encerraron”.

Y agregó: “Los autos iban haciendo zigzag en la ruta, le frenaron de golpe, y ella tuvo que frenar. Cuando los logra pasar, a los 100 metros, vuelven a aparecer los dos autos y la encierran. En ese momento, Gonzalo se baja del auto, y ellos también, y lo empiezan a golpear”, puntualizó.

La jefa de guardia del Hospital de Gonnet, Sandra Arone, dijo que “la última tomografía no presenta cambios respecto de cómo ingresó, eso quiere decir que las lesiones no se han agravado, por lo tanto tenemos que seguir observándolo” a Colombo.

En tanto, el World Council Combat Sports Argentina (WCCS) , que agrupa a este tipo de luchadores, manifestó su repudio y rechazo por los hechos de violencia que se produjeron en La Plata.

Además, resolvió suspender en forma inmediata de por vida para ejercer deportivamente cualquier actividad de contacto full contact, kick boxing, muay thai, mma y boxeo a de Oliveira Trindade, uno de los agresores.

Según publicó en su página, la WCSS le suspendió también la matrícula y le canceló el cinturón de campeón, que había obtenido el 11 de noviembre de 2017 en la provincia de Misiones.