Otro duro golpe para el deporte y Estudiantes: Murió José Luis Brown

Otro duro golpe para el deporte y Estudiantes: Murió José Luis Brown

El ex defensor campeón con Estudiantes en el 82 y 83 José Luis Brown, falleció esta noche producto de una larga enfermedad neurodegenerativa que lo había mantenido internado desde enero de este año.

El Tata tenía 62 años y desde el 2016 venía sufriendo síntomas de esta enfermedad.

Fue campeón con Estudiantes, pasó por Atlético Nacional, Deportivo Español, Racing, Stade Brestois 29 de Francia, Murcia de España y Boca.

Llegó desde Ranchos y vivió en el DEMO que funcionaba en el estadio de 1 donde en la actualidad está el obrador del estadio.

En varias entrevistas con éste medio reconoció que de chico se venía a dedo por la Ruta para llegar a entrenar en el Pincha.

Si bien debutó en 1974 con 18 años, su pico de rendimiento lo tuvo en los primeros años de la década del ’80 cuando llegó a ser capitán del equipo y pieza clave en las conquistas de los títulos de 1982 y 1983 cuando los equipos de Bilardo y Manera peleaban contra el Independiente de Bochini y Burruchaga o el Ferro de Griguol.

El pico máximo de su rendimiento, sin embargo, lo tuvo en el mes de junio de 1986, cuando se consolidó en el equipo titular de la Selección Argentina que jugó el Mundial de México, reemplazando nada menos que a Daniel Passarella en el equipo titular. Tanto fue así que se consolidó al lado de Oscar Ruggeri, el Gringo Giusti o el mismísimo Checho Sergio Batista, quien luego lo llevaría como ayudante de campo a salir campeón con la Selección juvenil y como ayudante de campo en la mayor entre el 2010 y el 2011.

Una anécdota y una reflexión en la interna de Estudiantes

Producto de una lesión en su paso por el fútbol de España, José Luis Brown volvió a juar en Argentina para retirarse en Racing. En el medio, el hombre de confianza de Bilardo formó parte del proceso previo de la Selección en el Mundial de Italia ’90. Tanto fue así que el propio Carlos Bilardo llegó a probarlo corriendo en los pasillos de uno de los aviones que trasladó a la Selección en la gira previa al Mundial de Italia.

Aún siendo uno de los preferidos de Carlos Bilardo, Brown se quedó afuera del segundo Mundial que dirigió el Narigón, pero como muestra de compañerismo acompañó a la delegación a Italia. Desde allí hizo fuerza para que al equipo de Bilardo le vaya de la mejor manera, y fue quien contuvo a Nery Alberto Pumpido cuando se fracturó en el segundo partido del Mundial ante la Unión Soviética.

Por la gravedad de la lesión, Pumpido se tenía que volver a la Argentina para operarse mientras el Mundial se seguía jugando, y el Tata lo acompañó de regreso a nuestro país.

Padre de María Florencia y Juan Ignacio Brown de su primer matrimonio y de Diego en segundas nupcias, , fue contemplativo con los amigos de sus hijos, a quienes recibió en su casa de La Loma, a metros del Reconquista, y una vieja Casa Quinta en City Bell, cercana al Country de Estudiantes.

Idolo campeón y referente, fue víctima de los celos internos de una clase de dirigentes de Estudiantes que históricamente se dejó influenciar, y durante tres décadas fue prácticamente proscripto injustamente con la complicidad y pedido de algunos ex presidentes como Nelson Oltolina, Felipe Ferella o Raúl Correbo, por el hecho de no haber renovado su contrato con el club a finales de 1983.

Recién en la mitad de la presidencia del arquitecto Lombardi, en 2013, Brown fue nuevamente convocado por una comisión directiva de Estudiantes para recibir un premio homenaje en el pasaje Islas Malvinas, al cumplirse 30 años del título de 1983. A partir de ese momento el club le abrió las puertas que nunca le tendría que haber cerrado por errores de algunos pocos directivos de los ’80, y ya con la presidencia de Verón llegó a estar vinculado como asesor y consultor en el área de las divisiones inferiores.

Sus restos serán velados este martes de 8 a 13 en la sede del club de calle 53 por disposición de la actual comisión directiva que encabeza Juan Sebastián Verón, tal como ocurrió el pasado sábado tras el fallecimiento de Oscar Cacho Malbernat, otro prócer del club que defendió los títulos marcando a los rivales desde los últimos metros de la cancha.