Petrobras puso en venta dos campos petrolíferos en Amazonas

El gobierno de Bolsonaro continúa su plan de privatizaciones y se desprende de las instalaciones de Cupiúba y Carapanaúba

La petrolera estatal brasileña Petrobras anunció la puesta en venta del 100% de su participación en dos campos petroleros terrestres, que operan en el Amazonas.

Según informó la empresa en un comunicado, la oferta incluye la concesión y operación, así como algunas instalaciones de los dos campos, denominados Cupiúba y Carapanaúba y que actualmente explota en exclusividad en el estado de Amazonas.

La producción media de ambos fue en 2018 de cerca de 81 barriles de petróleo por día y de 82.000 metros cúbicos de gas diarios, reportó hoy la agencia de noticias EFE. “Esta operación está alineada con la optimización de nuestro catálogo y la mejora en el reparto del capital de la compañía, con el objetivo de generar valor para nuestros accionistas”, agregó la nota.

El anuncio se enmarca dentro del plan de venta de activos que Petrobras lleva a cabo desde hace varios años, a fin de “alejarse de la crisis económica en la que se vio envuelta por los escándalos de corrupción y la caída en los precios del petróleo”.

La empresa obtuvo en el primer semestre del año un beneficio neto de 22.897 millones de reales (unos US$ 5.610 millones al cambio actual), un 34,4 % más que en el mismo período de 2018, y generado principalmente por la venta de activos. El beneficio en el segundo trimestre ascendió a 18.866 millones de reales (US$ 4.620 millones), valor en un 87,3 % superior al del mismo período del año pasado.