Tía Maruca retrasó el pago de sueldos de 400 empleados

La empresa está con serios problemas financieros y los trabajadores temen perder sus puestos de trabajo.

Tía Maruca, la tradicional fábrica de galletitas ubicada en la localidad sanjuanina de Albardón, se suma a la extensa lista de empresas golpeadas por la crisis económica que atraviesa el país.

La compañía mantiene un conflicto con sus empleados desde comienzos de este año, según dio a conocer el Sindicato de Trabajadores de la Industria de Alimentación de San Juan.

Son 400 los trabajadores afectados por el atraso en el pago de los sueldos, que se abonan en cuotas a lo largo de los meses. Hasta el momento, según informaron desde el sindicato, tampoco percibieron el aguinaldo ni cobraron la última quincena.

“La firma está con dificultades financieras y está tratando de recuperarse. Todavía no se registraron denuncias laborales ni despidos, aunque se rescindieron algunos contratos de un grupo de trabajadores temporarios”, detallaron.

Según explicó el Subsecretario de Trabajo de la provincia, Roberto Correa Esbry, “el inconveniente que tiene la empresa es que vende la producción y, cuando quiere reinvertir para volver a producir, los costos de la materia prima son otros por la inflación“. “Apostamos a cuidar los puestos de trabajo y que se sostenga la compañía”, aseguró.

La emblemática firma nació en el turbulento 2001. Su nombre es en honor a la tía de un amigo del fundador, quien jamás llegó a conocerla. Desde entonces, Tía Maruca experimentó un crecimiento exponencial en segmentos de consumo popular.