OFFSIDE

La FIFA organiza una demostración en remoto de la tecnología avanzada para el fuera de juego

Después de la primera prueba de tecnología semiautomática para el fuera de juego, que tuvo lugar en la Copa Mundial de Clubes de la FIFA en diciembre de 2019 en Catar, la FIFA organizó una nueva demostración de la tecnología avanzada para el fuera de juego

A causa de las restricciones actuales para viajar, la FIFA invitó a los miembros del grupo de trabajo para la excelencia en la innovación a una videoconferencia, que fue el tercer evento de demostración en el programa para 2022/23.

Tras la implementación del sistema de videoarbitraje (VAR), que se incorporó a las Reglas de Juego en marzo de 2018, la FIFA quiere seguir mejorando la tecnología del VAR a todos los niveles del fútbol. En particular, el desarrollo de una tecnología semiautomática para el fuera de juego proporcionaría al VAR información adicional y más precisa que ayudaría a los árbitros en el proceso de la toma de decisiones y haría el proceso de revisión de la jugada lo más eficiente posible.

El 22 de junio, la FIFA organizó una demostración en remoto de la tecnología avanzada del fuera de juego, presentada por uno de los proveedores de tecnología, para el grupo de trabajo para la excelencia en la innovación.

Uno de los proveedores de tecnología concurrentes presentó un sistema de tecnología semiautomática para el fuera de juego a 50 participantes de todo el mundo.

Dicho grupo tuvo la oportunidad de conocer el estado actual del desarrollo de esta tecnología y hacer preguntas detalladas. El proveedor de tecnología, que ya utiliza un sistema virtual de la línea del fuera de juego (VOL) certificado por la FIFA, demostró distintos aspectos del proceso de desarrollo y la tecnología que se emplea. Su objetivo es proporcionar una decisión semiautomática sobre el fuera de juego con el mínimo retardo posible, de modo que los colegiados puedan recibir ayuda rápidamente en las acciones pertinentes.

Una de las principales dificultades en el desarrollo de una tecnología avanzada para el fuera de juego es la detección precisa y automática del momento en el que el pasador golpea el balón. El proveedor de tecnología informó al grupo de algunas de las posibles soluciones, como son rastrear los datos de la tecnología sensorial o los datos de vídeo de los sistemas de cámaras.

Además, el sistema debe identificar correctamente qué parte del cuerpo habilita al jugador o lo deja en fuera de juego. Las pruebas de precisión han demostrado que el ojo humano tiende a elegir distintas partes del cuerpo para trazar las líneas del fuera de juego. Es un apartado en el que también se está progresando, y el sistema automático que se presentó está aprendiendo a modelar correctamente el esqueleto de los futbolistas. En el futuro, los algoritmos desarrollados del sistema serán capaces de identificar automáticamente qué parte del cuerpo deja en fuera de juego al futbolista y por cuánta distancia.

Seguir leyendo...

"El objetivo es desarrollar una herramienta de asistencia similar a la tecnología en línea de gol: no estará diseñada para tomar la decisión, sino para proporcionar pruebas a los árbitros de manera instantánea", fue el claro mensaje que se lanzó en la reunión. La FIFA y el International Football Association Board (IFAB) siempre han mantenido que la decisión final seguirá siendo de los colegiados, dado que la tecnología debe servir para proporcionar a los árbitros la mejor asistencia posible. Otro aspecto importante para la FIFA y las partes interesadas es cómo presentar estas situaciones de la mejor manera tanto a los aficionados presentes en el estadio como a aquellos que sigan el partido por televisión.

“Estos eventos son una magnífica oportunidad para el grupo de trabajo de la FIFA de entender mejor la complejidad y el estado del desarrollo de las nuevas tecnologías, así como proporcionar una plataforma donde debatir directamente con la industria estas innovaciones en el fútbol", declaró Johannes Holzmueller, director de Innovación Tecnológica en el Fútbol de la FIFA.

La siguiente reunión del grupo de trabajo de la FIFA está planificada para principios de julio, y hay programadas más pruebas y demostraciones para la segunda mitad del año.