Argentino en NBA

La NBA empieza a conocer al argentino Facundo Campazzo

En la mejor semana desde su llegada a la NBA, Facundo Campazzo encadenó grandes actuaciones, fue titular por primera vez con los Denver Nuggets y recibió elogios de compañeros y rivales, que advierten que el base argentino es un novato muy poco común.

Estrella de la selección albiceleste y de la liga española con el Real Madrid, Campazzo comenzó la temporada en Denver sin apenas protagonismo en un equipo que venía de competir contra Los Angeles Lakers en las pasadas finales de la conferencia Oeste.

A sus 29 años, Campazzo se vio eclipsado por el director de juego titular y figura de Denver, Jamal Murray, y por el reputado suplente Monte Morris, y apenas abandonó el banquillo durante los meses de diciembre (7,3 minutos de juego por partido) y enero (13,9).

Con tan poca presencia en pista, este base de 1,78m de altura sufrió para adaptarse a un juego más veloz y físico que en Europa, con la misión de defender ante jugadores de mucha mayor envergadura.

También tuvo que adecuarse al peculiar estilo ofensivo de los Nuggets, que gira en torno al excepcional talento del serbio Nikola Jokic, el mejor pívot pasador de la NBA y candidato a Jugador Más Valioso (MVP) de la temporada.

El técnico Mike Malone, sin embargo, no dejó de alabar el carácter y esfuerzo de Campazzo incluso en noches en que el cordobés se quedó con su casillero a cero.

"Facu juega duro sin importar si son 2, 10, 20 o 30 minutos. Siempre va a jugar de la misma manera. Crea para sus compañeros y compite al más alto nivel en defensa", le reconoció Malone en enero. "Lo que carece de tamaño, lo compensa por completo con el tamaño de su corazón y su espíritu competitivo".

- "Mini Jokic" -

Ante la irregularidad de resultados del equipo, la confianza de Malone en Campazzo comenzó a traducirse en minutos de juego el 14 de febrero en la visita de los Lakers a Denver.

Ante los vigentes campeones, el argentino anotó 15 puntos, igualando su mejor marca de la campaña, y repartió 4 asistencias, una de ellas con un espectacular pase sin mirar a Zeke Nnaji que pasó a centímetros del rostro de un desconcertado Kyle Kuzma. Hiperactivo en pista, Campazzo se dio incluso el lujo de robarle un cómodo rebote defensivo a LeBron James.

Dos días después, y ante la baja de Monte Morris, Campazzo se estrenó por primera vez como titular ante los Celtics en Boston con otros 15 puntos, 2 triples, 3 rebotes, 8 asistencias, 2 robos y 1 tapón, siendo el jugador que más estuvo en pista con 40 minutos.

"Lo hizo muy bien. Subió el ritmo, jugamos más rápido. Eso fue bueno para nosotros, nos guió muy bien", dijo Jokic sobre su nuevo compañero, con quien ha establecido una conexión que produce espectaculares jugadas desde el inicio de temporada.

"Me siento cómodo y con confianza y creo que es gracias a mis compañeros y al entrenador", agradeció el base. "Me están dejando jugar como yo sé, como solía jugar en mis otros equipos (...) No es fácil pero creo que estoy mejorando cada partido, cada entrenamiento".

El jueves, en la segunda derrota seguida de Nuggets ante Washington Wizards (130-128), Campazzo volvió a salir desde el banquillo pero anotó 14 puntos y Malone contó con él en la emocionante recta final del partido.

Seguir leyendo...

Con más posesión de pelota y responsabilidades, Campazzo empieza a desplegar el talento con el que fue recientemente reconocido como el MVP de la última década en España, donde ganó tres ligas y dos Euroligas con el Real Madrid.

"Es un gran jugador. Es un luchador, crea buenas jugadas y es duro. Anota y pasa muy bien, es como un 'mini Jokic", le describió Scott Brooks, técnico de los Wizards.

"Es un jugador que te gustaría tener en el equipo. Tiene mucha confianza. Definitivamente no es un novato, te lo aseguro", afirmó Brooks, que también siguió al argentino durante su etapa en España.

"Se ganó su derecho a jugar en la NBA. Tiene 29 años pero estará aquí todo el tiempo que él quiera", aseguró.

Instalado ya en la rotación principal de los Nuggets, el argentino se enfoca ahora en detonar todo el potencial de un equipo llamado a competir de nuevo por alcanzar las Finales.

"Tenemos mucho talento en el perímetro y el interior. Cualquiera puede anotar y subir la pelota. Somos un equipo muy peligroso en ataque pero debemos mejorar en defensa", afirmó. "En lo personal intento poner mi identidad y jugar siendo Facundo Campazzo".