Supercopa Argentina

River aplastó 5 a 0 Racing y se coronó campeón de la Supercopa Argentina

Con goles de Rafael Santo Borré, Julián Álvarez, De la Cruz, Suárez y Miranda (e/c), el Millonario vapuleó a la Academia con un inapelable 5-0 en Santiago del Estero. Es el título 12 del ciclo de Marcelo Gallardo.

Tal cual indica la letra de su himno, “el más grande sigue siendo River Plate…”. Al menos el equipo más poderoso argentino de los últimos años, por jerarquía individual, experiencia colectiva y conducción grupal a cargo de un técnico que anoche agigantó sus laureles personales dentro de la historia del club.

River ganó la Supercopa Argentina con autoridad y contundencia, como aquel capataz de una obra que en una situación compleja se aferra a la experiencia para resolver problemas.

Acaso ya no tiene la misma sorpresa y frescura que en el 2018, cuando ganó la Libertadores en Madrid con las travesuras digitadas del Pity Martínez. Pero sigue contando con un tiempista como Enzo Pérez, cuyos años no le pesan en el almanaque biológico. Todo lo contrario.

Santos Borré parece haber llegado a su punto justo de madurez, y se ha reinventado con Julián Álvarez, al que se suma también la trayectoria y siempre vigencia del uruguayo De La Cruz.

Ayer, en el contexto de un inicio de partido cambiante, el Millonario logró ponerse arriba en el marcador en la parte final del primer tiempo, aprovechando un descuido en la marca de Nery Cardozo en un córner, en el que el colombiano Santos Borré aprovechó para conectar con un frentazo la pelota al fondo de la red.

Si bien minutos antes River ya había logrado volcar la cancha a su favor, hasta ese córner no había podido doblegar al buen arquero de Racing, que le atragantó el grito de gol a De La Cruz.
Racing batalló, trató de desequilibrar por las bandas y hasta llegó a controlar a Angileri para evitar que pase al ataque. Pero todo tenía fecha de vencimiento.

En el segundo tiempo llegó el gol de Julián Alvarez, y la Academia se desmoronó. River se sintió campeón, fue por más y lo trituró. Tal fue la debacle anímica de Racing, que hasta el gol de Miranda en contra se precipitaron al abismo. De La Cruz y Matías Suárez le bajaron el telón a una obra maestra de otra noche perfecta.

Otra final ganada, otro título cosechado y un equipo súper campeón que hasta se dio el lujo de ponerle el broche de oro al primer partido de un estadio lujoso que los santiagueños mostraron orgullosos a todo el país. Al fin de cuentas, el más grande sigue siendo ¡River Plate…!

SÍNTESIS

Racing: Gabriel Arias; Fabricio Domínguez; Leonardo Sigali, Joaquín Novillo, Lorenzo Melgarejo; Nery Domínguez; Matías Rojas, Leonel Miranda, Tomás Chancalay; Enzo Copetti y Nicolás Reniero. DT: Juan Pizzi.

River: Franco Armani; Milton Casco, Paulo Díaz, Robert Rojas, David Martínez, Fabrizio Angileri; Nicolás De La Cruz, Enzo Pérez, Jorge Carrascal; Matías Suárez y Rafael Santos Borré. DT: Marcelo Gallardo. .

Gol en el primer tiempo: 38m Santos Borré (RP).

Goles en el segundo tiempo: 23m Álvarez; 24m De La Cruz (RP); 27m Miranda en contra (RP), 35m Suárez (RP).

Seguir leyendo...

Cambios en el segundo tiempo: al inicio, Aníbal Moreno por Reniero (RC); 15m Agustín Palavecino por Carrascal (RP); 20m Darío Cvitanich por N. Domínguez (RC) e Ignacio Piatti por M.Rojas (RC); 21m Julián Álvarez por Santos Borré (RP); 32m Mauricio Martínez por Sigali (RC); 36m Leonardo Ponzio por Pérez (RP), Bruno Zuculini por De La Cruz (RP) y Federico Girotti por Suárez (RP); 41m Ezequiel Schelotto por Chancalay (RC).

Estadio: Madres de Ciudades (Santiago del Estero).Árbitro: Darío Herrera