Masacre

Masacre en Burkina Faso: al menos 160 civiles asesinados en un ataque terrorista

Hombres armados dispararon a mansalva contra un puesto de las milicias antiyihadistas Voluntarios para la Defensa de la Patria y saquearon las viviendas en Solhan, en el noroeste del país africano.

Al menos 160 civiles fueron asesinados en un ataque efectuado por hombres armados contra un puesto de las milicias antiyihadistas Voluntarios para la Defensa de la Patria (VDP) en Solhan, en el noreste de Burkina Faso, según el último balance oficial citado por la radio Omega.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado e inicialmente se habían reportado unas 100 víctimas fatales.

Asimismo, fuentes locales informaron que vecinos de la misma localidad sufrieron en la noche del sábado otro asalto, perpetrado por unos 200 atacantes que se llevaron ganado y alimentos antes de replegarse a la zona de Mansila.

Se sospecha que los asaltantes aprovecharon el caos y la confusión provocados por la matanza, por la que el presidente Roch Kaboré decretó 72 horas de duelo nacional, informó la agencia de noticias Europa Press.

Los asaltantes comenzaron en un momento dado a disparar "a ciegas" contra la población, en lo que se trata del ataque contra la población civil más sangriento desde 2015 perpetrado por supuestos yihadistas en el país.

Terrorismo yihadista

"El ataque, lanzado por numerosos hombres armados, tenía como objetivo principal el puesto de los Voluntarios para la Defensa de la Patria, auxiliares civiles de las Fuerzas Armadas en la lucha contra el terrorismo. Más tarde fueron contra las casas", explicó una fuente citada por Radio France Internationale (RFI).

Según esta fuente, la ayuda tardó dos horas en llegar. Los atacantes incendiaron además varias casas y el mercado del pueblo.

Los ataques, cometidos con pocas horas de diferencia, tuvieron lugar en la zona de la triple frontera entre Burkina Faso, Mali y Níger, una región sometida a la violencia de los yihadistas, ya sea afiliados a Al Qaida o al grupo Estado Islámico (EI).

"Inclino la cabeza en recuerdo de los cien civiles muertos en este bárbaro ataque y envío mis condolencias a las familias de las víctimas", manifestó Kaboré.

"Las fuerzas de seguridad y defensa están trabajando duro para encontrar y neutralizar a los responsables de este acto despreciable", agregó.

"Las fuerzas de seguridad y defensa están trabajando duro para encontrar y neutralizar a los responsables de este acto despreciable".

El secretario general de la ONU, António Guterres, expresó su "enfado" por estas muertes y señaló que hay siete menores de edad entre las víctimas mortales.

Violentos ataques

Además de ese ataque, el viernes por la noche tuvo lugar otro en una aldea de la misma región, Tadaryat, en el que murieron al menos 14 personas, entre ellas un miembro de las milicias.

Esos ataques llegaron una semana después de otros dos perpetrados en la misma zona y que dejaron cuatro muertos en total, incluyendo dos miembros de las VDP, una milicia creada en diciembre de 2019 para apoyar al ejército en tareas de vigilancia, información y protección que lucha contra los asaltantes yihadistas que sembraron el terror en las zonas rurales de Burkina Faso.

Seguir leyendo...

Solhan está a 14 kilómetros de Sebba, la capital de la provincia de Yagha (cerca de la frontera con Mali) y fue escenario de varios incidentes desde principios de año.

El 5 de mayo, las fuerzas armadas iniciaron una operación en las regiones del Norte y del Sahel para combatir los ataques yihadistas, que desde 2015 causaron más de 1.400 muertos y forzaron a un millón de personas a abandonar sus hogares.