SITUACIÓN CRÍTICA

Llegó el peor momento de la pandemia: una clínica de Ensenada deberá elegir a quien darle oxígeno

Denuncian que las empresas proveedoras de oxígeno decidieron aumentar el 100 por 100 el valor del oxígeno especulando con la necesidad manifiesta ante la pandemia.

Llegó el peor momento de la pandemia en la región. El director de La Clínica Comunidad confirmó a diario Hoy y la Red 92 que solo tiene 48 horas de oxígeno y, ante la falta de reposición, desde ayer se puso en marcha el "protocolo para asignación de recursos limitados" que define, con criterios objetivos, a quienes asistir y a quienes no.

Para colmo, algo no menor, es que el director de la Clínica de la Comunidad, Juan Manuel De Rozas, expuso que las empresas proveedoras de oxígeno decidieron aumentar el 100 por 100 el valor del oxígeno especulando con la necesidad manifiesta ante la pandemia. Pasó de valer 63 pesos el metro cúbito a 127 pesos. Un tubo de 3000 pesos dura 40 minutos de vida de una persona.

En el lugar solo quedan 48 horas de oxígeno, esperarán 24 horas para recibir una respuesta pero, en caso contrario, comenzarán a derivar pacientes.

"La situación es gravemente grave, sin certezas de lo que va a pasar en el futuro mediato, sin respuestas de la empresa proveedora de oxígeno respecto a la reposición del oxígeno", confirmó De Rosas "tengo oxígeno para 48 horas en relación a la cantidad de pacientes internados".

En la clínica hay 16 pacientes dependientes de oxígeno entre pacientes Covid en terapia intensiva y en la unidad coronaria. La alta demanda de oxígeno provocó que la unidad Covid, que es distinta a la terapia intensiva, sea evacuada al no poder suministrar el insumo médico.

"No nos proveen oxígeno", explicó el director, "las empresas dicen que las fábricas están en su capacidad máxima de producción y no nos pueden proveer con la frecuencia y cantidad que necesitamos", y alertó "no hay soluciones alternativas, la otra opción sería cerrar la clínica y derivar a los pacientes, no hay opciones intermedias".

"La colaboración entre clínicas y hospitales es una comunicación fluida pero hoy por hoy no hay camas ni oxígeno disponible", explicó De Rosas "yo hoy no puedo recibir pacientes, si el hospital me llama se la tengo que negar".

Además dijo que una cama de terapia intensiva tiene otros componentes como monitores y otros aparatos vitales pero nada de eso sirve si no hay oxígeno.

"Llamativamente, la diferencia entre la primera y segunda ola, es que ahora los pacientes que se recuperan también necesitan oxígeno y el consumo es mucho mayor", por este motivo a nivel nacional se quintuplicó el consumo.

Sobre la intervención del estado, recién el lunes hubo una reunión entre el gobierno y los fabricantes del insumo. La reunión derivó en una declaración conjunta que obliga a las empresas a mantener los precios y a garantizar el abastecimiento.

Seguir leyendo...

Sin embargo, De Rosas advirtió que "la respuesta de las empresas ante el desabastecimiento, fueron dos: pago al contado y aumento del 100% de 60 pesos el metro cúbico pasó a salir 127 pesos, el ministerio de la Producción actuó rápido pero siempre hay avivadas porque se hizo el lunes", y disparó "la pandemia nos enfrenta a los monopolios de las farmacéuticas y los de la industria del oxígeno".

Cuestión de números

Según precisó el director Juan Manuel de Rosas, el tubo de oxígeno vale 3.000 pesos y dura 40 minutos, para un paciente Covid en un tratamiento estándar cuesta 120.000 pesos, incluyendo los descartables, el equipo protector, los medicamentos, el oxígeno y el recurso humano.

Protocolo de asignación de recursos limitados

El director confirmó que desde ayer se comenzó a aplicar el protocolo de asignación de recursos limitados para definir a quienes atender en caso de no tener el oxígeno disponible. Aun así en 24 horas, de no tener respuesta de la empresa de oxígeno, comenzarán a derivar los pacientes.