Informe Diario HOY

Solo once de las 300 escuelas de la región volvieron a las clases presenciales

En el marco del regreso a las aulas, solo un colegio secundario, cuatro primarios y seis escuelas técnicas abrieron su ciclo de recuperación con presencialidad. La comunidad educativa del Albert Thomas, mientras tanto, denunció el estado de abandono del centenario edificio con una movilización.

Si bien el ciclo de recuperación comenzó este miércoles para aquellos alumnos con falta de continuidad, solo once de las 300 escuelas platenses pudieron regresar a las aulas con clases presenciales. Se trata de un colegio secundario, cuatro primarios y seis escuelas técnicas.

Docentes y auxiliares señalan la situación crítica de la infraestructura de los edificios así como la falta de los insumos de limpieza y desinfección que debía enviar el Consejo Escolar.

Después de la reunión que llevó a cabo la Unidad Educativa de Gestión Distrital (UEGD) con funcionarios, consejeros escolares, inspectores y sindicatos, se estableció que las instituciones educativas que cumplían con los requisitos necesarios para volver a abrir sus puertas son la Escuela Primaria N° 73 de San Carlos, la Escuela Primaria N° 108 de Ignacio Correas, la Escuela Primaria N° 120 (de 17 entre 35 y 36), la Escuela Primaria N° 128 (diagonal 78 entre 4 y 5), la Escuela Secundaria N° 15 (20 y 54), Escuela Técnica N° 1 (de 7 entre 32 y 33), la Escuela Técnica N° 3 de Los Hornos, la Escuela Técnica N° 5 (76 entre 7 y 8), la Escuela Técnica N° 6 (1, entre 57 y 58), la Escuela Técnica N° 8 de Tolosa y la Escuela Técnica N° 9 (de 1 entre 45 y 46).

Según el comunicado presentado por el bloque sindical de educación (integrado por Amet, ATE, Sadop Soeme, Suteba, Udeb-FEB y Udocba) la decisión fue tomada luego de considerar todos los aspectos estructurales.

“Se analizó el tratamiento del Plan Jurisdiccional Resolución 63/20 en el marco de la Intensificación de la Enseñanza previsto con fecha de inicio el 17 de febrero”, dice el informe, “teniendo como ejes principales a considerar: agua potable, ventilación, sanitarios, elementos de higiene y bioseguridad, presencia de personal auxiliar y que la escuela no esté en obra”.

Por el momento, el resto de los establecimientos seguirán trabajando de manera virtual hasta tanto pueda garantizarse el cumplimiento de todos los protocolos establecidos por el Consejo Federal de Educación para evitar la propagación del coronavirus en las aulas. Los gremios apuntan tanto al abandono y la falta de inversión como a la ausencia del prometido fondo especial Covid, que permitiría el acceso a elementos de limpieza, mascarillas de protección, termómetros y trajes de bioseguridad para auxiliares.

Albert Thomas movilizado

En este marco, toda la comunidad educativa del Albert Thomas se manifestó frente al edificio para denunciar el mal estado edilicio y presentar una carta a las autoridades para pedir que “por favor al­guien haga algo para sacar al establecimiento del abandono”.

Según los testimonios de la comunidad, el edificio presenta agujeros en el techo, bancos rotos, baños en mal estado, pisos desarmados, patios y gimnasio inutilizables y un tanque abierto que guarda el agua que se consume durante las clases.

Seguir leyendo...

La protesta, realizada este miércoles por la mañana frente al colegio industrial de 1 y 57, fue llevada adelante tanto por las madres y padres de los alumnos como por docentes, auxiliares y estudiantes del establecimiento. “En el Albert Thomas desde el año pasado venimos organizándonos junto a docentes, auxiliares y familiares en la Comisión de Seguridad e Higiene porque teníamos muy claro que el gobierno iba a pretender volver a la escuelas en condiciones pésimas”, dijo Carlos Ro­dríguez, delegado de la escuela.

“Hemos realizado reuniones, presentado declaraciones y pedidos durante todo el año pasado. Esta semana ya tuvimos una reunión en la puerta de la escuela, luego del reparto de alimentos, junto a familias que están muy preocupadas por el estado deplorable del edificio. En este momento estamos terminando de armar una declaración para exigir que se cumpla el protocolo”, aseguró el delegado.