ESTA MAÑANA

El Gobierno bonaerense anunció una baja de casos tras el confinamiento en la Provincia

Sin embargo, el ministro de Salud bonaerense advirtió que los contagios siguen siendo altos.

El ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, afirmó este martes que, tras el aislamiento estricto que se aplicó durante nueve días en el distrito para reducir los contagios de coronavirus, se advierte "un descenso de casos", aunque aclaró que aún las cifras son altas, durante una conferencia de prensa en la sede del Gobierno junto al jefe de Gabinete provincial, Carlos Bianco.

Gollan expuso que "se detuvo el crecimiento y comenzó un descenso" y recordó que mientras que el pico máximo de contagios del año pasado se registró en agosto, con 5 mil casos, en el rebrote del verano se llegó a 4.500. Ayer, los casos de coronavirus en la provincia de Buenos Aires ascendieron a 1.677.536 tras confirmarse 7.621 nuevos contagios en las últimas 24 horas.

"Estamos observando los efectos de las medidas más duras que se tomaron en esos nueve días. Empezamos a tener una segunda semana de descenso de casos. Los números son altos, pero están en caída", expuso el funcionario,

Las declaraciones de los funcionarios bonaerenses se producen de cara al vencimiento el próximo viernes 11 del decreto de necesidad y urgencia (DNU) del Gobierno nacional que estableció nuevas restricciones para bajar los contagios, en el marco de la segunda ola de la pandemia que atraviesa el país.

"Hacia fines de marzo, comenzó escalada que llegó a 11.740 casos. Hubo un leve descenso, luego un repunte, con un pico de 12.008 casos. Ahí se adoptaron las restricciones a la circulación más fuerte y logramos comenzar un camino de descenso", contó El ministro remarcó que la primera semana de restricciones hubo un promedio de 10 mil casos diarios y esta que culminó 9.950. Tenemos dos semanas de descenso", detalló.

La merma también se observa en el indicador predictivo de la línea 148 dado que los llamados por sintomatología compatible con Covid-19 "viene en un descenso marcado y sostenido". Asimismo, la ocupación de camas de terapia intensiva también registra un leve descenso: en el AMBA se encuentra en 73,38% y en el interior 59,69%.

"Las medidas sirvieron para no tener al sistema más al borde de la saturación", analizó Gollan.

Además, el funcionario destacó que el plan de vacunación "avanza en la provincia a ritmo agigantado" y puso de relieve que ayer se registró un nuevo récord de aplicaciones, "con 112 mil personas vacunadas en un día".

"Ya casi finalizamos hito uno (personal de Salud, mayores de 70 años y mayores 60 a 69 años con comorbilidades) y estamos muy avanzados en el hito dos (mayores 60 a 69 años sin comorbilidades, adultos 50 a 59 años con comorbilidades y adultos 40 a 49 años con comorbilidades)", graficó el titular de la cartera sanitaria y señaló que un total de 2.291 personas mayores de 70 años recibieron desde el sábado la primera dosis de la vacuna contra el coronavirus sin haberse inscripto previamente.

Seguir leyendo...

Por su parte, Bianco aseveró que "las medidas de cuidado que implementó el presidente y que en la provincia aplicamos a rajatabla están dando su resultado: por segunda semana, tenemos una caída en cantidad de contagios del orden del 10% y del 17% si contabilizamos las dos semanas".

"Salvamos miles de vidas en la provincia de Buenos Aires, aunque alguna fuerza pidió no hacer aislamiento, ni usar barbijo o no vacunarse porque era veneno", continuó.

Bianco dijo que se analiza adelantar el receso invernal y evaluó que el Gobierno desea que haya clases presenciales "todo el tiempo en todos los distritos, pero estamos en medio de una pandemia y cuando hay muchos contagios, esto no es una buena idea".

"Yo soy docente. Doy clases en la facultad por Zoom de 20 a 22. Prefiero ver a los alumnos cara a cara, pero estamos en una tragedia sanitaria. Son medidas de cuidado para limitar contagios y muertes", reiteró y dijo que se volverá a la presencialidad "en la medida en que la situación sanitaria lo permita".