La Plata

La violaron por años y ahora molieron a palos a su padrastro para que retire la denuncia

La víctima, de 19 años, creció siendo abusada por dos hombres de su familia. “No tengo un botón antipánico ni perimetral”, se lamentó

Días atrás, este medio contó la dramática historia de una familia de Los Hornos. Varias de las mujeres que la componen fueron abusadas sexualmente por dos hombres, uno de ellos policía. Radicada la correspondiente denuncia, se solicitaron las aprehensiones de los involucrados.

Hasta el momento nada se sabe de ellos. Como si fuese poco, el terror de las víctimas se volvió todavía más patente en las últimas horas, cuando el padrastro de una de ellas fue agredido de manera salvaje por tres sujetos, que habrían sido enviados por los supuestos violadores.

En diálogo con la Red 92, una de las damnificadas contó el calvario por el que está pasando y pidió que el caso sea conocido, ya que tiene miedo de lo que pueda llegar a pasar. Teme por su vida y por la de sus allegados.

Tras la denuncia radicada en el Gabinete de Delitos contra la Integridad Sexual de la DDI La Plata, se tuvo que ir de su casa, ya que no contaba con el apoyo de su progenitora, y ahora vive con el novio, quien siempre la apoyó. “Hace dos meses realicé la denuncia a dos hombres, uno productor rural de 50 años y otro, de 30, que es su hijo y es policía local. Desde los ocho años sufrí abusos y violaciones de parte de los dos, aunque nunca me animé a decirlo. Primero porque era menor y después porque las personas responsables que en ese momento me tenían que cuidar nunca hicieron la denuncia”, dijo.

“La Justicia no avanza”

En ese sentido, narró que la madre de uno de los violadores –a la vez, esposa del otro-“sabía lo que yo estaba sufriendo, pero nunca hizo nada”, y aseguró que los implicados también abusaban de sus primos, aunque nadie tomaba cartas en el asunto y dejaban que pasara porque son evangélicos y se basan en el perdón de Dios.

Son cuatro las denuncias de diferentes mujeres en contra de los sujetos, por tocamientos y sexo oral, vejámenes que se materializaban en casa de ellos, ubicada en 166 entre 60 y 61 de Los Hornos. Esto sucedía cuando las menores se quedaban a dormir allí ya que todos forman parte de una misma familia.

Cuando íbamos, buscaban la oportunidad para quedarse a solas y nos abusaban. Era sistemático. Yo sé todo lo que pasó porque entre nosotras nos contábamos todo, pero no sabíamos cómo decírselo a nuestros padres”, recordó la joven de actuales 19 años, mientras que el resto de las víctimas hoy tienen entre 19 y 22. El último incidente tuvo lugar en 2016, y ahora, cuatro años después, se animó a contar su calvario. Pese a eso, el problema sigue existiendo y así lo explicó la damnificada: “Cuando a estas personas, hace una semana, se les notifico que estaban denunciadas por mí, empezaron a amenazarme para que retire la denuncia. Tienen pedido de captura pero no los encuentran”.

Seguir leyendo...

Uno de los episodios más graves se registró cuando al padrastro de la entrevistada lo golpearon y le dijeron que si no retiraban la denuncia iban a matarlo, tanto a él como a su mujer y a su hijo. “Fue en 185 y 44, y lo molieron a golpes tres tipos que bajaron de un auto y que le dijeron que sabían dónde vivía. Le aseguraron que iban a matarlos y a prenderle fuego la casa”, aclaró.

Desesperada, la joven se lamentó porque no tiene protección, ni perimetral ni botón antipánico. “Mis primas, que son las otras víctimas, viven literalmente al lado de estas personas, pegados, y tampoco tienen protección y no pueden dormir ni estar tranquilas. La Justicia no avanza”, concluyó.