Inseguridad

Otra marcha para pedir seguridad en City Bell, cuyos vecinos están hartos de los robos

En el último mes se produjeron decenas de escruches, entraderas y robos a mano armada. “Cambian los comisarios, pero en realidad no cambia nada”, se lamentaron

Nuevamente, como todos los jueves, vecinos y comerciantes de City Bell marcharon ayer para exigir seguridad, como lo vienen haciendo desde hace ya cuatro meses. Sin embargo, los delitos en la localidad de la zona Norte platense no solo no cesan, sino que día a día se incrementan todavía más. Las autoridades no hacen nada al respecto, y esto colma hasta el extremo la paciencia de los lugareños.

Ayer a las 18 los residentes del área se reunieron en la plaza San Martín y circularon en caravana de autos hasta la céntrica Belgrano, ubicada a unos 300 metros de la comisaría Décima, la única en City Bell y donde apuntan todas las miradas críticas.

“Cambió el comisario hace unos meses, pero en realidad nada cambia. Los delincuentes siguen ganando las calles y nosotros somos los que estamos encerrados. Hay decenas de robos diarios, entraderas, arrebatos, y la Policía hace la vista gorda, mira para otro lado y no responden siquiera cuando llamamos al 911. Eso se llama liberar la zona, trabajar en connivencia con los ladrones”, le contó un vecino a este multimedio.

Fueron muchos los vehículos que dieron varias vueltas a la plaza Belgrano ayer, haciendo sonar las bocinas de manera incesante. A su vez, aquellos que no pudieron asistir porque debían atender los negocios en los que trabajan también aportaron su granito de arena, aplaudiendo desde las puertas de los comercios. “No vamos a parar hasta que nos escuchen. Las fuerzas de seguridad, que están con sus celulares cuando a nosotros nos encañonan y asaltan, no se la van a llevar de arriba”, sentenciaron.

Seguidilla imparable

En las últimas semanas se produjeron decenas de escruches en la zona, todos impunes. Los hampones se acercaron a muchos comercios en horas de la madrugada, aprovechando que no había nadie, y los saquearon luego de ganar el interior barreteando las puertas.

Sin ir más lejos, y tal como informó este multimedio en varios casos en exclusiva, los últimos hechos que pusieron en alerta a los frentistas tuvieron lugar en el camino General Belgrano entre 450 y 451. De allí, un grupo de malvivientes se llevó $13.000 y elementos de valor de una dietética.

Además, un solitario motochorro atacó a mano armada la tarde del miércoles un autoservicio, del que huyó con la recaudación. De acuerdo a las víctimas, se lo veía apurado y le dijo a la empleada: “Apurate porque te gatillo”, mientras que ya consumado el atraco, se fue despidiéndose y diciendo: “Muchas gracias”. Se subió al rodado de 110 cilindradas que había dejado estacionado en la puerta y se fue. Pese a que quedó registrado en una cámara de seguridad, no fue atrapado. “Pasó por delante de un móvil, que estaba a tres cuadras, pero no lo vieron porque estaban jugando con sus celulares”, estalló en bronca la damnificada.

Seguir leyendo...

El mismo lugar había sido escruchado el mes pasado, y en esa oportunidad los responsables se llevaron un whisky y el efectivo que había, tanto de la recaudación como la del pago a proveedores.

Otro suceso que golpeó fuerte entre los habitantes fue el que tuvo lugar en el salón de fiestas del camino Centenario entre 461 D y 461 E, propiedad de la exmujer del abogado Fernando Burlando. De acuerdo a los voceros consultados, los implicados entraron forzando una ventana lateral y el botín fue de televisores, parlantes, una notebook y una tablet.

Por último, anteanoche se vivieron momentos de tensión cuando sujetos desconocidos apuntaron a un hombre en 135 entre 471 y 472 para quitarle la bicicleta.