AMBA

Empresas de colectivos del AMBA reducirán los servicios desde el miércoles

Aseguran que es para afrontar el pago de salarios de noviembre. Esperan unos $5000 millones que había comprometido el Gobierno

Las cámaras empresarias de transporte público automotor reducirán los servicios de colectivos en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA) desde el miércoles, para “hacer frente al pago de los salarios de noviembre con el incremento acordado en la paritaria del sector (30%) y ante la demora por parte del Estado en acreditar los fondos comprometidos al momento de ese acuerdo”, que ascienden a unos $5000 millones.

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, en el transporte público solo pudieron viajar los trabajadores esenciales, hasta el 13 de noviembre solo podían ir sentados y anulándose los primeros asientos. Desde esa fecha ya pueden viajar personas paradas. Las cámaras empresarias aseguran esa situación afectó su nivel de ingresos, sumado al congelamiento de los precios de los boletos.

Así lo expresaron la Asociación Argentina de Empresarios del Transporte Automotor (AAETA), la Cámara del Transporte de la Provincia de Buenos Aires (CTPBA) y la Cámara Empresaria del Transporte Urbano de Buenos Aires (CETUBA).

Esas mismas cámara fueron las que firmaron el acuerdo paritario con la Unión Tranviarios Automotor (UTA) que estableció un aumento salarial del 30% a partir del 1 de septiembre, a partir de contar “con el compromiso del Estado de acompañar esa decisión mediante la provisión de los fondos correspondientes”, pero aseguran que eso “no ha ocurrido hasta el presente”.

Debido a esta situación, anunciaron que “realizarán a partir del día miércoles 9 de diciembre una marcada reducción de servicios” que se implementará en la medida de “dar la cobertura posible con el nivel de ingresos de que disponen” para hacer frente al aumento salarial.

El ministro de Transporte, Mario Meoni, es ahora quien tiene en sus manos la posibilidad de destrabar el conflicto antes de que se comience a reducir el servicio, poniendo una fecha para el pago de los fondos adeudados, que las empresas estiman en unos $5000 millones.

Además, aseguran que “el sector no tiene reconocimiento de mayores costos no salariales desde octubre de 2019” así como tampoco de que por el “congelamiento tarifario de casi dos años, las empresas se encuentran trabajando y dando cobertura de servicios al máximo de sus posibilidades”.

“Tampoco se autoriza al sector a transportar personal que no sea esencial y solamente desde el día 13 de noviembre pasado se permite el traslado de pasajeros de pie, puesto que hasta ese momento solamente se permitían tantos usuarios como asientos tuviera cada vehículo”, cuestionaron las cámaras del sector.

Pero al reclamo de los empresarios se sumó la UTA que cuestiona la demora en la entrega de subsidios para salarios por parte del Gobierno. El gremio informó que esos fondos ya fueron aprobados por el Ministerio de Transporte, pero no enviados por el Ministerio de Economía.

Seguir leyendo...

”En el marco de la situación difícil que atraviesan los trabajadores del transporte de pasajeros, estas situaciones llevan más angustia a todas las familias que viven en incertidumbre permanente respecto de sus haberes”, advirtió la UTA.